Ruta del Vino

Ruta del Vino

Hola a todos!! Se que estuve medio desaparecida pero ya regresé, la verdad he estado suuuper ocupada pero ya estoy aquí otra vez y con muchas nuevas historias para platicarles. Hace poquito fui a Ensenada con mi familia a un concurso de petanca *qué es eso?*, un juego muy entretenido que otro día les platicaré de qué trata, hoy les voy a hablar sobre la Ruta del Vino donde tuve la oportunidad de visitar unos viñedos, INCREIBLES!! Primero les voy a contar un poco de la historia y después de los viñedos que visité.

La Ruta del Vino de Baja California es un corredor que va de norte a sur y atraviesa los municipios de Tecate, Tijuana y Ensenada. Esta ruta se compone de ocho valles: Tijuana, Tecate, Guadalupe, El Tule, Ojos Negros, Uruapan, Santo Tomás y San Vicente.

Los antiguos pobladores de Baja California realizaron pinturas en diversas cuevas y resguardos rocosos de las sierras de la península, casi siempre en lugares cercanos a fuentes de agua. 25 kilómetros al noreste de Ensenada, en el Valle de Guadalupe, plasmaron algunas de sus pinturas rupestres. A la llegada de los primeros españoles a lo que hoy se conoce como Baja California, a principios del siglo XVII, las etnias que habitaban este territorio eran los Pericúes, los Guaycuras, los Cochimíes, los Pai pai, los Kumiai, los Kiliwas y los Cucapás.

Fue a principios del siglo XVIII cuando los jesuitas iniciaron la vitivinicultura en Baja California en torno a la edificación de las misiones. En 1760 había aproximadamente cinco misiones de Baja California en las que se producía vino, principalmente para evangelizar y consagrar.

La misión de Santo Tomás de Aquino fue abandonada y en 1888 Andonaegui y Ormart fundaron oficialmente la primera vinícola de Baja California: Bodegas de Santo Tomás. Y así fue como empezó el desarrollo de la industria del vino.

 

L.A. CETTO

La primer vinícola que visité , nos platicaron que son la más grande de todo el país, con 1200 hectareas divididas en 4 valles; San Vicente, San Antonio de las Minas, Valle Guadalupe y Valle de las Palmas.

Todo empezó en 1928 cuando Don Angelo Cetto sembró la tradición vinícola de Europa. En 1951, Don Luis Agustín Cetto, fiel a la tradición de su padre, consolida la marca de la compañía en el privilegiado Valle de Guadalupe, lugar que recibió en el año 1965 al Ingeniero Camilo Magoni como enólogo, desde Morbegno, Italia.

La calidad característica de tantos años dio sus mayores frutos en el año 1983 cuando se lanzó al mercado los primeros varietales de la línea L.A. Cetto y que en poco tiempo fueron apetecidos por los paladares más exigentes. Después, en 1983, se une a esta tarea familiar la tercera generación: Luis Alberto Cetto, contribuyendo también a la apertura de los mercados internacionales para los vinos mexicanos, sin dejar de ampliar el círculo de los consumidores en nuestro país.

DECANTOS

Primer vinicola que funciona por decantacion o gravedad, un proyecto que nació hace alrededor de 7 años con la firme idea de eliminar por completo los bombeos mecánicos y utilizar únicamente la ley natural de la gravedad desde la recepción de la uva hasta su embotellado final. Para lograr ese objetivo, la vinícola cuenta con instalaciones donde combinan tradición y modernidad, construida con diferentes desniveles.

La vinícola está diseñada en su totalidad para poder realizar los procesos por medio del principio básico de gravedad. Tiene zonas específicas de atención, terrazas dentro de los salones que sirven de “miradores” (para no perderse ningún proceso de elaboración), mientras que en la sala principal de degustación hay mini tanques en donde se encuentran caldos de diferentes varietales para que uno mismo pueda tener la experiencia de ser enólogo por un día, para decantar y realizar su propia mezcla.

 

CLOS DE TRES CANTOS

Comenzó en el 2014. Son seis las estructuras de piedra, vidrio y madera las que dan esta impresión en Clos de Tres Cantos. Maria Benites y Joaquin Moya son los propietarios, el viñedo está planeado para ser sustentables, por eso el material que se usó para los elementos de las edificaciones son materiales del Valle y reciclados como botellas de vino y madera, al igual que por cada barrica que ellos usan se planta un roble.

CORONA DEL VALLE

Nace como una inversión de bienes raíces del sector inmobiliario. En el 2009 se toma la decisión de incursionar el apasionante mundo del vino, acercándose a los mejores en agronomía y vinicultura, dándole forma este proyecto.

En el 2010, son las primeras fases de instalación y la selección de varietales, que debían de plantar.  Tomando en cuenta la disponibilidad del agua en la zona, se tomó la decisión de plantar 14 hectáreas, dejando para el futuro una importante ampliación del viñedo. El origen de sus 8 varietales es de Novavine, los cuales se plantaron en Marzo de 2011.

Aquí degustamos y comimos delicioso, aparte de que para el tour te llevan en un tractor increíble!

VIÑAS DE GARZA

Creado por Amado y Ana Garza, cuenta con 9 hectáreas de viñedos en producción y 5 en desarrollo; dentro de los primeros varietales tienen cosechados Merlot y Cabernet Sauvignon, pero ahora tienen la siembra de nuevas variedades tales como Tempranillo, Grenache, Zinfandel, Carignan, Nebbiolo, Montepulciano, Petit Verdot, Syrah, Petit Syrah, Sauvignon Blanc y Moscato Canelli.

En el 2006 Amado IV y Tinto del Mogorcito fueron los primeros resultados de todo el esfuerzo de ese proyecto. Hoy la vinícola cuenta con 10 diferentes etiquetas.

Sources:

http://www.cultura.gob.mx/turismocultural/cuadernos/pdf18/articulo8.pdf

http://www.lacetto.mx/historia

https://www.coronadelvalle.com.mx

Ana Gomez Gar
Hey there!! I’m Ana Gomez, student of Marketing and Communications in San Luis Potosi, México.

You May Also Like

Leave a Reply